EL DÍA A DÍA - LA JORNADA

         

Un día "normal"

A las 4
de la madrugada

 

  • A los presos se les despertaba con el sonido de silbatos.


  • Los presos tenían que hacer las camas a la manera militar (es decir las mantas tenían que cubrir del todo los sacos de paja).


  • Los presos se lavaban (teniendo en cuenta que muchos miles de presos disponían de muy pocas instalaciones sanitarias).


  • Los presos se ponían a la cola para el desayuno.

Revista matutina

 

  • Los presos se presentaban en filas de a diez.


  • La duración de las revistas variaba, es decir dependía de cuánto se tardaba en comprobar la presencia de todos los presos.

Retirada de los
comandos de trabajo

 

  • Los presos tenían que marchar al compás de la música de la orquesta del campo.

El trabajo

 

  • La jornada de trabajo ascendía a once horas diarias, con media hora de pausa al mediodía para comer.

Vuelta al campo

 

  • Los presos que volvían del trabajo eran controlados.

Revista nocturna

 

  • Las revistas en los campos a menudo duraban más de diez horas (casi siempre como castigo a los intentos de huida o por otro tipo de infracciones).

La cena

 

  • Los presos se ponían a la cola para la cena.

9 de la noche

 

  • El descanso nocturno; abandonar los barracones estaba totalmente prohibido.